Flash a la adolescencia

Era muy temprano.  Ni siquiera había salido el sol, aunque las calles ya estaban llenas de coches.

Cruzó la entrada, saludó,  y después de ir al servicio, siguió a la auxiliar por un pasillo largo que llevaba a los habitáculos de revisión.  A un lado se encontraba un grupo de auxiliares ociosas por la hora, pero sólo vio a una. 

Fue como un flash y ambas se quedaron mirando fijamente a la otra.  En un segundo su cabeza retrocedió a los años de instituto y supo que la conocía.  No recordaba su nombre, pero estaba segura de conocerla.  Y por la manera en que la otra le había mirado, tuvo la certeza de que había pensado algo parecido.

A nadie se le escapó el detalle de cómo se habían mirado, pero por un momento sólo se escuchaba el silencio.  Después dijeron una palabra cada una, para asegurar sus pensamientos y se marchó de allí cuando acabaron de mirarle.

¿Se volverían a ver?  ¿Recordaría cada una el nombre de la otra alguna vez?

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: