Educar en igualdad

Ahora sé por qué soy una inculta conscientemente. No leo los periódicos ni miro las noticias y en consecuencia nunca estoy enterada de todas las cosas que pasan a mi alrededor.

Sé que la gente pensará que es una tontería hacer eso, porque es muy importante saber qué ocurre en el mundo, pero es que cuando me decido a leer alguna noticia, siempre encuentro alguna cosa que me hace arrepentirme de haberme puesto a leer.

Hoy por ejemplo. Entre las noticias destacadas de la página inicial de yahoo, que no eran más que chorradas (a mí qué me importa quién tiene el mejor cuerpo de Hollywood o cuál es la boca con más influencia) me he tropezado con el siguiente titular: “Igualdad quiere cambiar el cuento”

Y ahí ya me he descompuesto. Está claro que la simpatía por el ministerio en cuestión que tenga el autor de la noticia va a influir mucho en su “visión objetiva” sobre el tema.

Pero lo que me “ha descompuesto” es lo que he ido leyendo, a partir de ahí, en la página oficial del proyecto “Educando en igualdad”

Por mucho que digan que lo que ha habido es una mala interpretación de la campaña (leer aquí), no hay más que leerse la guía del profesorado del proyecto, por ejemplo, para descubrir que su defensa por la coeducación y el lenguaje no sexista, es claramente una contradicción.

En su proyecto proponen algunas líneas e ideas en las que incidir tanto en la organización de un centro escolar y en los contenidos curriculares y materiales didácticos, como en la importancia de un lenguaje no sexista o de educar en relación:

“(…)
-La incorporación en el currículum escolar de contenidos de igualdad, como son la prevención de la violencia contra las mujeres, los saberes relacionados con el ámbito doméstico y el cuidado, la historia de las mujeres y las relaciones afectivo-sexuales.
(…)
-Las mujeres y las niñas necesitan reconocerse y ser reconocidas en las palabras que expresan la realidad, construyendo y transmitiendo el conocimiento. Es una necesidad existencial que no depende de normas.
(…)
-Crea una biblioteca de aula y de centro, que incorpore libros sobre la historia de las mujeres, biografías y manuales de investigación.
(…)
-Enseña la historia del feminismo en los contenidos de la asignatura de educación para la ciudadanía y en otras materias relacionadas.
(…)
-Escucha a las chicas por sí mismas y no en función de los chicos o en comparación con ellos.
(…)”

Estas ideas manifiestan, desde mi punto de vista, una clara ideología feminista que se contradice con la idea de “lenguaje no sexista”.

Si debemos educar en igualdad, debe ser con todas las consecuencias.

Y estoy de acuerdo con otras ideas que mencionan como considerar a los niños por su forma de ser y su personalidad y no por los comportamientos “atribuidos” a uno u otro género o con no comparar a niños y niñas. Pero es que no se debe comparar nunca a nadie, ni siquiera a los del mismo género.

Creo que olvidan que educar en igualdad no es sólo enseñar a que los príncipes de los cuentos compartan las tareas con las princesas, sino que hay que respetar y tolerar a todo el mundo, independientemente del color, el sexo o la forma de pensar.

“La igualdad (cito) es una riqueza porque valora la diferencia”, pero no sólo entre mujeres y hombres.

Anuncios

2 comentarios

  1. arledjinn said,

    11 abril 2010 a 1:17

    Hola, bonito blog.

    Concuerdo y me parece grave. Siempre he pensado que el feminismo tiene una trampa y es que se suele oponer ideológicamente, en el imaginario colectivo, al machismo, lo que lo hace ver en perspectiva, mucho más razonable o intelectual. Aceptable socialmente en última instancia. Sin embargo en él está tan arraigada la perspectiva sexista, que me desconcierta.

    “Está bien que las mujeres no sean golpeadas y que voten cuando hayan elecciones” definitivamente suena más razonable que “Las mujeres son inferiores, JA, JA, ahora me voy a embriagar, hembra, tenme la comida preparada” y por eso es comúnmente aceptado; pero proponer que ninguna mujer debe ser golpeada y que debe tener derecho a voto, NO es tan razonable como que NADIE debería ser golpeado y TODOS deberían tener derecho a voto. Esa es la trampa. El feminismo solo es razonable en contraste con el Machismo, pero no con la razonabilidad misma, desteñida de sexismo.

    Te dejo una anécdota.

    La madre de mi primera novia era una de las dirigentes del movimiento feminista por acá donde vivo. Yo solía discutir con ella porque las perspectivas sexistas, sea para el lado que sean, me parecen irracionales, indecifrables, no las entiendo. En una de esas discusiones yo le preguntaba de puro curioso, cuál es la idea detrás del centro comunitario que ella llevaba – que se llamaba “centro de mujeres”.

    Ella respondía con toda lógica, que la idea del centro era acoger mujeres con problemas ya sea de embarazo adolescente, violencia intrafamiliar o cualquier situación que pusiera a mujeres en una situación de fragilidad social.

    Ante esta respuesta, con mi completa falta de habilidad para entender perspectivas de género, seguí con mi curiosidad y le comenté que todo eso me parecía perfecto, pero que seguía sin entender la necesidad de que sea solo para mujeres. La fragilidad social estimo, es una condición loable de ser combatida y sin embargo está repartida sin diferenciación de género.

    Básicamente, logré que admitiera abiertamente que un hombre con condiciones sociales deplorables, (que quizás sea víctima de violencia intrafamiliar por parte de su mujer) jamás será aceptado en su centro, por su simple condición de ser hombre, de tener pene. Joder. No lo entiendo.

    Volviendo al tema: me parece grave que cuentes que bajo la aceptación social que tiene el feminismo, se esté metiendo en sus escuelas y siendo parte de la formación de su gente. Lo encuentro grave porque ES una perspectiva de género, sexista por definición.

    Uf. Perdón. Escribí mucho. Bueh.
    Saludos.-

    Me gusta

    • Puck said,

      11 abril 2010 a 10:54

      Muchas gracias por tu comentario y bienvenido a este humilde rincón.
      Por supuesto he destacado las ideas que más me parecían contradictorias con lo que defienden en el proyecto. Hay otras que no son tan claramente feministas y con las que sí estoy de acuerdo.
      Para nada has escrito mucho.
      Un saludo

      Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: